Saludos, amado Pastor,

Soy de Uruguay y le cuento que tengo un problema y no se a quien recurrir ya que en nuestra familia estos temas sexuales son un tabú. Lo que yo quiero saber es: si como pareja cristiana, ¿es licito y permitido TODO en la intimidad sexual?

Ya que mi esposo desea tener relaciones anales y yo no quiero porque eso me aleja de Dios y creo firmemente y siento que Dios no se agrada en tales prácticas, pero él no lo entiende así y eso trae problemas serios en nuestra vida de pareja.

Yo no encuentro ningún pasaje en la Biblia que hable específicamente sobre este tema, para mostrárselo a mi esposo, pero la lógica me dice que el sexo anal no es correcto.

Yo amo a mi esposo y procuro de que él este satisfecho sexualmente, pero bajo ningún motivo si eso crear una distancia en mi relación con Dios.

Quedaré en espera de su consejo y compartiré su respuesta con mi esposo. Estoy desesperada ya que esto me está robando la paz.

Muchas gracias
Corazón Roto



Respuesta:

Gracias por su consulta.

Comenzaré diciendo que el sexo en el matrimonio es para disfrutarlo, no solo para procrear…
Lo que la Palabra de Dios dice es:
Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna" 1 Corintios 6:12

Haga el énfasis en: “no todas convienen”. Dios diseñó el cuerpo perfectamente funcional y el ano no fue diseñado para penetrarlo. Es más bien para expulsar. La vagina por el contrario está diseñada para esa función y otras. Analícelo de esta manera: los oídos, la nariz y boca están interconectados, pero tienen diferentes funciones. Es por eso que usted no puede tomarse un vaso de leche caliente por la nariz. Espero que eso haga el punto. El ano puede ser estimulado en la relación sexual pero nunca penetrado. El ano no pertenece al aparato reproductor, por lo que no está fisiológicamente condicionado para el acto sexual, es un órgano contaminado con el material fecal, con muchos microorganismos. El riesgo de infección se incrementa, pues el esfínter anal es más rígido a la penetración y menos elástico que la vagina, con la consiguiente mayor fricción ocurriendo mayores micro-traumatismos durante el acto sexual. Tampoco tiene la lubricación que normal y fisiológicamente tiene la vagina. El riesgo de contaminación no es solamente local, las micro-fisuras que se producen durante el sexo anal producen micro-sangrado en el pene y en el ano, que posibilita la contaminación sangre a sangre, mecanismo por el cual se explica que el sexo anal sea el de mayor riesgo para la transmisión sexual.

Por el otro lado nuestra relación sexual debe de honrar a Dios y nuestra pareja. Si uno se siente incomodo no es normal. Muchas veces las personas que exigen este tipo de relación, quieren tener control sobre la otra persona, y muchos otros están atrapados en pornografía. Analicen juntos estos textos Bíblicos:
1.Corintios 6:12 -20
Génesis 19: 1-29
Aunque este texto habla de homosexualidad habla de relación “CONTRA NATURA”
Levítico 18: 22: "No te acostarás con varón como con mujer; es abominación".
Hebreos 13:4: “Honroso sea en todos el matrimonio y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios”

Espero que esto ayude. Dios nos llama a la santidad y a mantener el lecho matrimonial sin “Mancilla”.

Que Dios y su Espíritu Santo les guíe,

Su amigo
Ernesto Pinto
www.encuentro.ca

Btn Preguntale A Ernesto
Btn Preguntale A Ernesto

Pastor, ¿qué haría usted en esta situación? En el día de hoy llegó a mi consultorio una joven de unos 19 años aproximadamente …. 
 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Audio Player
 
Subscribase Para Nuestro Podcast

                   



Busque su Emisora de Radio:


País :

Provincia/Estado: